Cheesecake vegana de frutos rojos

 sin gluten reposteria saludable cheesecakes postres frios

Cheesecake de frutos rojos vegana


Medidas en Gramos


La Base

Ingrediente Cantidad
Harina de almendra 50 gramos
Avena en hojuelas 100 grs
Dátiles 250 grs
Aceite de coco 1/2 cucharada

La Mezcla

Ingrediente Cantidad
Marañones 165 gramos
Crema de coco 400 ml
Estevia 10 gramos
Gelatina sin sabor 20 gramos
Mermelada de frutos rojos 160 gramos

Mermelada de frutos rojos | 1 Porción

Ingrediente Cantidad
Fresas 150 gramos
Moras 150 gramos
Estevia 1 cucharada y media
Monk Fruit 1 cucharada y media
Limón 1/2

Medidas en Tazas


La Base

Ingrediente Cantidad
Harina de almendra 3/4 de taza
Avena en hojuelas 1 y 1/4 de tazas
Dátiles 1 y 3/4 tazas
Aceite de coco 1/2 cucharada

La Mezcla

Ingrediente Cantidad
Marañones 1 taza y 3 cucharadas
Crema de coco 1 y 1/2 tazas
Estevia 1 cucharada
Gelatina sin sabor 2 y 1/2 cucharadas
Mermelada de frutos rojos 3/4 de taza

Mermelada de frutos rojos | 1 Porción

Ingrediente Cantidad
Fresas 1 y 1/4 de taza
Moras 1 y 1/4 de taza
Estevia 1 cucharada y media
Monk Fruit 1 cucharada y media
Limón 1/2

Procedimiento de la base de la cheesecake

  • Remojar los dátiles en agua tibia por 30 minutos porque los necesitamos hidratados
  • Luego colocar los dátiles en una procesadora para volverlos puré, le podemos agregar un poco de la misma agua del remojo para formar una pasta más suave
  • En un bowl colocar la pasta de dátiles, la harina de almendras, la avena, el aceite de coco y amasar para integrar muy bien todos los ingredientes. La idea acá es formar una pasta suave. Para saber si ya está lista tomar una porción de la mezcla, y apretarla, si la mezcla se mantiene en su lugar entonces ya está lista.
  • Usar un molde desmoldable de aluminio con su base forrada en papel de aluminio, con esto se nos va a facilitar el desmolde
  • Agregar la base de la cheesecake sobre el papel aluminio y extender muy bien, podemos hacerlo con nuestras manos o apoyándonos en una espátula de silicona
  • Hornear a 180 C por 25 minutos aproximadamente

Procedimiento de la mezcla

  • Remojar los marañones en agua tibia por 30 minutos porque los necesitamos hidratados
  • Colar los marañones
  • Luego colocar los marañones con la crema de coco, la estevia y la gelatina en la licuadora y mezclar muy bien hasta que esté bien cremoso, aproximadamente por 2 minutos.
  • Agregar la mermelada de frutos rojos y seguir licuando hasta que esté bien integrado, aproximadamente 2 minutos
  • Colocar esta mezcla en una sartén a fuego bajo y revolver constantemente para activar la gelatina, aproximadamente por dos minutos

Armando la cheesecake

  • Colocar en las paredes del molde láminas de acetato, esto con el fin de que al momento de desmoldar nuestra cheesecake no se nos quede pegada en las paredes del molde
  • Colocar la mezcla de la cheesecake sobre la base
  • Alisamos un poco y movemos ligeramente el molde para que la mezcla se alise
  • Refrigerar por al menos una hora

Decorando

  • Podemos colocar una capa de mermelada en el tope y esparcir muy bien
  • Refrigerar un rato más
  • Luego desmoldar con mucho cuidado, abriendo el molde desmoldable, removiendo el acetato de los bordes, y quitando el aluminio de la base para trasladar nuestro postre a un plato decorativo o donde lo vayamos a colocar para exhibir
  • Le podemos agregar frutas frescas o flores naturales comestibles y esto lo que va a quedar es bien lindo!

Tips

  • Evitar que el agua para remojar los marañones esté muy caliente y no excedernos de los 30 minutos de remojo, para así evitar que los marañones alcancen a fermentarse, definitivamente no queremos eso!!
  • Para activar la gelatina no es necesario que hierva la mezcla
  • Yo realicé dos porciones de la mermelada: una sin colar para la mezcla y la otra bien colada para el top.
  • Al sacar la base del horno, dejarla reposar a temperatura ambiente
  • Después de activar la gelatina, podemos agregar esta mezcla sobre la base aún cuando esté caliente
  • Yo dejé reposar la cheesecake en la nevera durante toda la noche, y al día siguiente agregué la mermelada en el tope y la dejé reposar por una hora como mínimo
  • Este postre siempre va regrigerado, es delicioso y cremosito yummi.