Mi Blog Personal

Un espacio para escribir

Mide Tus Palabras

Mide tus palabras antes de hablar. Es divino hablar de la gente, uno se siente grande, inflado, superior, y mejor que el otro; pero, hay que medir bien las palabras cuando nos referimos a otras personas.

A continuación expongo varias palabras que la gente acostumbra a pronunciar con referencia a otras personas, seguido de un comentario de porqué no debemos llamar así a determinada persona:

  • Borracho: Ajá puede ser un borracho, porque bebe a diario. Cuando toma, no se detiene hasta que esté totalmente ebrio, está bien, pero antes de decirlo o comentarlo evalúate tú primero. A ver, si se define borracho como el que está saturado y embriagado de alchohol,  o, como una persona: “Vivamente dominado por alguna pasión” (esta definición la conseguí en internet), yo me atrevería a preguntarte a ti: de qué estás embriagado tú? de algún otro vicio? de internet? :D entonces también se puede decir que de una u otra manera aplica esta palabra para ti, simplemente sustituyendo el alcohol por otra cosa.

  • Gordo: No sabes las razones por las cuáles esa persona es así, recuerda que tienes familiares cercanos y hasta tú mismo, el mundo da muchas vueltas, es muy fácil juzgar.

  • Tacaño: No sabes el motivo por el cuál la persona es ahorrativa, quizá sólo sea que está ahorrando para algo mayor, no te apresures a decirle esto a cualquier persona, evalúa bien.

  • Inmaduro(a): Esto es muy fácil decirlo sobretodo cuando te consideras muy maduro, pero, y qué si esa persona a la que tú consideras inmaduro, es feliz así? vamos a suponer que sí sea un inmaduro, pero, es esto algo que te impide a ti seguir madurando como persona?

  • Racista: Con sólo escuchar un comentario de alguien tú podrías juzgar que es racista, pero, podrías pensar que tú también podrías hacer prejuicios acerca de alguien que no va con tu personalidad y de la misma manera estás siendo racista.

Y así habrán muchísimos más términos que a veces sin querer se nos salen con sólo ver a una persona, pero toma tu tiempo antes de hablarlas, examina bien si lo que vas a decir traerá algún beneficio a tu vida, y evalúa que antes de decirle eso a alguien o expresarte así de alguien podrías estar hablando de ti mismo.

Y para culminar este tema, voy a parafrasear una lectura titulada “Las tres rejas” proveniente del libro “la culpa es de la vaca”. Dicha lectura trata de que antes de que hablemos algo debemos pasar nuestra frase por 3 rejas.

  • La primera reja es: La reja de la verdad: lo que vas a decir es realmente cierto? si le vas a decir algún término a otra persona, realmente es así? o es tu percepción? Suponiendo que sea verdad lo que piensas decir sobre alguien entonces pasemos por una segunda reja,

  • la cuál es:  La reja de la bondad: si dices este comentario de esa persona, te sientes bien diciéndolo? crees que es un acto de bondad decirlo? que conste que haces bien, si se lo dices a la persona misma como un consejo o manera de sugerirle un cambio positivo en su vida, pero que no sea un comentario fuera de lugar, ahora, si consideras que es bondadoso, entonces pasemos por una tercera y última reja,

  • La reja de la necesidad: pregúntate si realmente es necesario hacer ese comentario sobre dicha persona.

Y en base a estas 3 rejas tienes cierta certeza de que tu comentario es bueno mi querido amigo o amiga. Les dejo un abrazo.

Tweet