Mi Blog Personal

Un espacio para escribir

No Hay Receta Para Cultivar Las Relaciones

Hola queridos lectores, este post de hoy tiene que ver con la parte de mantener las relaciones. Todas las cosas que tuvieron que pasar para que tú conocieras a la persona con quien compartes hoy tu vida, y te aseguro que ninguna de ellas ha sido por casualidad. Ahora, con tener a esa persona especial no basta, hay que día a día construir el mantenimiento de esa relación que es lo que más cuesta.

Si nos salimos un poco de contexto, podríamos decir que en esta vida todo y absolutamente todo requiere de un mantenimiento constante, desde algo material o algo espiritual, si adquiriste  un apartamento recientemente y lo has puesto bien bonito remodelando el piso, la cocina etc. pues bien!!! te felicito! eres muy afortunado de haber logrado esa satisfacción personal, pero verás que debes cumplir con un mantenimiento de por vida mientras conserves ese apartamento porque la cerámica se deteriora, los pisos, las tuberías, TODO merece cuidado y atención. Si consigues bajar de peso pues te felicito!!! muy bien! pero ahora necesitas mantener ese peso y aplicar ciertas recomendaciones para mantenerte en tu peso ideal, ves? requiere cuidado especial. Si adquiriste un nivel espiritual por tu constante oración o alguna actividad  de tu espíritu, pues te felicito!!!! 20 puntos para ti, pero ese nivel podría deteriorarse o disminuir sino sigues una serie de recomendaciones que te ayuden a mantenerte en ese nivel, debes seguir practicando las rutinas que hicieron que lograras esa meta, en el ámbito de los sistemas de computación también ocurre puedes terminar una solución a la medida para un cliente, pero debes ahora hacerle el mantenimiento correcto porque lo vas a necesitar tarde o temprano. Viendo apenas estos pocos ejemplos nos damos que cuenta que  las relaciones también necesitan ese mantenimiento porqué excluirlas?.

Puedes dormir con alguien a tu lado pero eso no significa que estén bien, qué es estar bien? Bien es estar con la certeza que, con la persona que duermes es la persona idónea para ti, estar con la tranquilidad y el agradecimiento genuino a Dios de que te haya permitido estar a su lado. Si perennemente sientes duda o hay algo que no cuadra, debes evaluar bien, porque tu corazón puede estar alertándote en algo. Pídele ayuda y sabiduría a Dios para saber discernir lo que tu corazón siente y cuando se trate de hablar con tu pareja hazlo con la mayor delicadeza posible para no herir. También trata de que no sea siempre el “mismo cassette” de repetirle lo que ya sabe,  sé astuta o astuto de hacerle un recordatorio de las cosas sin que parezca reproche. Ojo que hay veces que sí se necesita un halón de orejas, hala las orejas en el momento oportuno, aunque a veces queramos gritarlo de una vez.

Debes intentar hacer lo que hacías al iniciar la relación, preguntarle cómo se siente, ponerte bonita o bonito, usar ese lapiz labial que le gusta en el caso de la mujer, en el caso del hombre usar ese perfume que a ella le encantaba, porqué no? seguir cultivando algo que tú sabes que funciona, porqué abandonar esos detalles que hicieron que ella o él se enamorara de ti, no leas esto con incredulidad sé muy bien que todo en esta vida está sujeto al cambio, todo cambia, pero hay cosas que debes mantener y es tu corazón que te dirá cuáles son esas cosas que harán que la relación esté viva, animate a salir de la rutina, esa fatigante rutina que consume el enamoramiento inicial. Adelante sonríe y vive! la puerta te espera!

Tweet