Mi Blog Personal

Un espacio para escribir

Parte I Del Hábito Del Buen Dormir

Si duermes como un bebé, entonces esta publicación no es para ti :-D, aunque pudieses seguir leyendo para alentarte a continuar así. Pienso que a medida que nos convertimos en adultos el sueño diario se ve afectado de una u otra forma por nuestras preocupaciones constantes. Eso sería el imsonio. El insomnio puede originarse por alguno de estos factores:

  • Enfermedad física

  • Depresión

  • Ansiedad o estrés

  • Un ambiente para dormir inapropiado, con excesivo ruido o luz

  • Cafeína

  • Consumo de alcohol y de otras drogas

  • Uso de ciertos medicamentos

  • Hábito de fumar en exceso

  • Molestia física

  • Siestas durante el día

Hábitos de sueño contraproducentes como:

1) acostarse temprano 2) pasar mucho tiempo en la cama despierto

De todos modos lo que yo quiero plasmar aquí es que muchas veces por falta de tiempo, qué es lo que se considera menos importante como para quitarlo de nuestro hábito diario? las horas de sueño es la respuesta. Trasnocharnos, o levantarnos muy temprano para poder cumplir con un exámen, o con una asignación, o para “matar un tigrito” (*).

Porqué escogemos las horas de sueño? tal vez porque consideramos que es lo menos importante. Podría ser que no conocemos los beneficios del sueño sano y completo. A continuación se los coloco para que sea de conocimiento de todos:

  1. Estética.Es muy bueno para el rostro, evita las arrugas no deseadas ya que la piel descansa y las células se regeneran con más facilidad.

  2. Los ojos. La vista descansa de forma profunda y además ayuda a eliminar las ojeras y las horribles bolsas.

3.Respiración. Al conciliar el sueño, la respiración se vuelve más profunda, lo que facilita la oxigenación de las células.

  1. Adelgaza. Cuando el cuerpo no descansa lo suficiente presenta una tendencia a acumular grasas y es más difícil quemarlas. Un cuerpo descansado ayuda a mantener el peso o incluso a perderlo ya que cuando dormimos poco producimos mayor cantidad de hormona ghrelina, que aumenta el apetito.

  2. Anti-virus. El sistema inmunológico necesita descansar, dormir poco afecta tanto como el estrés, lo que eleva el riesgo ante infecciones.

6. Controla la hipertensión. Cuando no se descansa lo suficiente estamos en riesgo de un aumento de nuestra tensión arterial y de enfermedades cardiovasculares por el incremento de producción de cortisol, la hormona causante del estrés.

  1. Corazón. Durante el sueño también se vuelve más lenta la frecuencia cardíaca para que las células coronarias y los tejidos puedan repararse: es el momento en que nuestro organismo libera la melatonina y la hormona del crecimiento para desarrollar estas tareas.

  2. Controla la Diabetes. Dormir bien también ayuda a controlar la diabetes tipo2 ya que aumentan los niveles de azúcar en la sangre como consecuencia del mismo cortisol.

  3. Intelectual. El descanso es fundamental para mejorar nuestra actividad intelectual. El cerebro necesita estas horas de desconexión para procesar toda la información acumulada durante el día. Para estudiar, por ejemplo, lo mejor es dormir bien frente a quienes pasan la noche en vela repasando. También ayuda a nuestra emotividad, de manera que liberamos emociones inconscientes que de otro modo quedarían reprimidas.

10. Coordinación física. Una actividad psicomotriz no puede ejecutarse convenientemente si el cerebro no está descansado. Si la actividad que vamos a realizar es conducir o un trabajo que implique riesgos, el descanso no sólo es aconsejable, sino imprescindible.

Ver: Parte II del hábito del buen dormir

Tweet